Empieza el año y con él, las buenas intenciones. La que hoy empezamos, es de verdad, verdadera. Y es que después de tanto tiempo sin escribir en el blog, nos hemos propuesto retomarlo, y hacer de él un punto de encuentro de ideas, anécdotas, cosas que nos gustan, cosas que no tanto…

Sabemos que no tenemos excusa, lo nuestro fue un “hasta luego” de aquellos que son para ir a buscar tabaco y luego… Pero para redimir nuestros pecados, qué mejor que hacer un resumen muy resumido de esas cosillas que hemos hecho y nos han ido pasando estos meses.

La cruzada más importante y dolorosa, ha sido conseguir tener una bonita y preciosa web llamada This Is Kool.
A veces escuchas a gente que habla de “hacer un traslado” o “compaginar la vida con peques” como ejemplo de algo duro y complicado… pues madredelamorhermoso: “diseñar una web (mona y que funcione) que contenga productos personalizables”, tiene que estar entre esos temas.
Que si links, botones, formularios, headers, pluggins, menús, flechita por aquí o por allá, que si desplegable o no… un “no acabar nunca”.

La parte más “divertida” (sí, “divertida” entre comillas) fue cuando nos pusimos a hacer las fotos de todos los productos y diseños nuevos que hemos incluido en la  nueva web. Nos compramos unos focos bien apañaditos (que estamos pensando en ponerlos a modo de calefacción para estos días) y en pleno calor veraniego, convertimos nuestro recién estrenado taller en un estudio de fotografía.

Sí, sí… porqué justo antes de hacer las sesiones fotográficas, “estuvimos de traslado” (¿veis? ahora aún parece una cruzada más difícil…)
Encontramos el despacho, pero (¿por qué iba a ser sencillo?) necesitábamos pintarlo y amueblarlo con muebles customizados, muy bonicos, pero vaya curro… Y es que el presupuesto, en vez de en muebles, se nos fue en modernizarnos y en conseguir una nueva chica en la oficina: una superimpresora laser supersónica.

Todo ello, sin olvidarnos de This Is Karton. Esa aventurilla de juguetes de diseño creativos y ecológicos, que nos ha traído mil y una historias. De hecho, pronto, un post-resumen sobre cómo va el tema “de las casitas” (como le llaman nuestras madres cuando preguntan).

Resumiendo: todo este tiempo hemos preparado muchos encargos, hemos colaborado con los reyes magos y papá Noel, hemos hecho concursos, hemos conocido a mucha gente, hemos restaurado muebles para el despacho nuevo, lo hemos redistribuido mil veces (cada vez pensando que es la definitiva…), hemos hecho un calendario de adviento con mucho love y lleno de sorpresas, que hemos procurado abrir cada día… hemos reído, hemos llorado, nos hemos enfadado y después nos hemos pedido perdón al día siguiente con un bizcocho casero.

TIK, sigue siente una “empresa” pequeña, pero que poco a poco crece, y que mirándola con distancia, la cosa promete y mucho. ¿Nos acompañáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.